Clase 07/03/2018 "Materia, estados de agregación y sustancias"

Escrito por fisico-quimica 12-03-2018 en clase 07/03/2018. Comentarios (0)

Físico-Química

1.1. Aspectos relevantes de la química

La Química es la ciencia que estudia todo lo que forma el Universo, y las transformaciones que se producen en los materiales. Dicho de otro modo, se ocupa de estudiar la composición, propiedades y estructura de la materia y los cambios experimentados por ésta.

1.2. Definiciones utilizadas en química

Materia es todo lo que ocupa un lugar en el espacio e impresiona nuestros sentidos. Por ejemplo: la madera y los ladrillos, los metales, la carne y los huesos del cuerpo humano. También se considera materia: el agua, la tierra, el aire (al que no vemos, pero sentimos), los reactivos, los fertilizantes, los plásticos, los explosivos y los alimentos.

Los componentes básicos de la materia son los átomos, combinados de diferentes maneras que se verán más adelante.

La materia se presenta en la naturaleza fundamentalmente en tres estados de agregación: sólido, líquido y gaseoso.

Las transformaciones físicas que se pueden producir entre estos tres estados, es decir, los pasajes de un estado a otro se representan en la Figura 1.2.

En Química se estudian distintas sustancias, es decir, diferentes tipos de materia. Dichas sustancias pueden estar constituidas por átomos iguales o distintos; como ya dijimos, los átomos son los componentes básicos de la materia.

Las sustancias formadas por átomos iguales se denominan “simples”, como, por ejemplo, dioxígeno (O2), sodio (Na) o tetrafósforo (P4), mientras que las constituidas por átomos distintos se denominan “compuestas”, como por ejemplo agua (H2O), dióxido de carbono (CO2), ácido fosfórico (H3PO4) o sulfato de calcio (CaSO4). Como puedes observar, en los ejemplos anteriores se han utilizado dos formas de referirse a las sustancias: mediante una fórmula y mediante un nombre, aspectos que se tratarán más adelante.

Cada sustancia se reconoce gracias a sus propiedades, o sea sus características propias. Entre éstas pueden citarse color, capacidad de conducir la electricidad, comportamiento cuando la misma se somete a calentamiento o se mezcla con otras y, en algunos casos, el gusto y el olor.